MUY IMPORTANTE: LOS MEJORES REMEDIOS NATURALES PARA MEJORAR LA ARTRITIS REUMATOIDE.

Este desorden inflamatorio que recibe el nombre de artritis reumatoide afecta regularmente las articulaciones más pequeñas, como los dedos de las manos y de los pies y a medida que va pasando el tiempo, puede hasta afectar los codos, las rodillas, los tobillos, las caderas y los hombros, resultando así en una erosión ósea y la deformidad articular.

Estudios hechos en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), para el año 2007 había alrededor de 1,5 millones de americanos padeciendo esta enfermedad y regularmente esta es más común en mujeres que en los hombres y la edad promedio en que aparece esta enfermedad en personas mayores de 40 años, sin embargo, adultos jóvenes e incluso niños podrían padecerla también.

En este articulo del día de hoy, les presentaremos algunos remedios importantes para que pueda mejorar la artritis reumatoide, son remedios naturales con ingredientes fáciles de conseguir, así que tomen nota y aprovéchenlo al máximo.

MUY IMPORTANTE: LOS MEJORES REMEDIOS NATURALES PARA MEJORAR LA ARTRITIS REUMATOIDE.

Los síntomas de la artritis reumatoide (AR) van y vienen, sobre todo al inflamarse los tejidos del cuerpo, la enfermedad entra en actividad y aparecen los síntomas, incluyendo dolores musculares y articulares, hinchazón, rigidez matutina y fatiga.

A continuación les dejamos algunos remedios caseros que les pueden ayudar a mejorar los síntomas y aportar alivio.

Los mejores remedios naturales para la artritis reumatoide:

1. Hacer ejercicios: el ejercicio frecuente es uno de los primeros pasos que necesitas dar para combatir los síntomas de la artritis reumatoide. El ejercicio ayudará a disminuir la fatiga, fortalecer los músculos y aumentar el rango de movimiento.

Tres tipos de ejercicio muy útiles:

  • Ejercicios de rango de movimiento deben realizarse durante al menos 30 minutos diarios.
  • Los ejercicios de fortalecimiento deben hacerse 2 ó 3 veces por semana.
  • Ejercicios de resistencia (cardio o aeróbicos) deben realizarse por al menos 30 minutos, 3 o 4 veces a la semana.
  • Si es necesario, busca guiatura sobre cómo iniciar un programa de ejercicios y qué tipos de ejercicios hay que hacer y cuales evitar.

2. Compresas calientes y frías: alternar compresas frías y calientes también puede ayudar a tratar los síntomas de la AR. Mientras que una compresa caliente disminuirá el dolor relajando las articulaciones y los músculos doloridos, una compresa fría calmará el dolor y reducirá la inflamación e hinchazón de las articulaciones.

  • Envuelva en una bolsa de agua caliente, una toalla, para realizar la compresa caliente.
  • Envuelva varios cubos de hielo en una toalla delgada para la compresa fría.
  • Coloque la compresa caliente en la parte afectada por unos 3 minutos.
  • Quitarla y colocar inmediatamente la compresa fría en su lugar por aproximadamente 1 minuto.
  • Repita el proceso de 15 a 20 minutos, varias veces al día hasta tener alivio.
  • También puede utilizar estas compresas por separado.
  • Nota: Evite usar compresas calientes si el área afectada se encuentra roja, caliente e irritada. No aplique terapia de frío si tiene problemas circulatorios.

3. Aceite de pescado (omega3): muchos estudios demuestran que el aceite de pescado también ayuda a reducir el dolor de las articulaciones y la rigidez debido a la AR. El aceite de pescado tiene ácidos grasos omega-3 – EPA y DHA – que ejercen un efecto anti-inflamatorio sobre el organismo y puede ayudar a reducir el dolor. También, el aceite de pescado ayuda a proteger contra las enfermedades del corazón, que las personas con AR tienen mayor riesgo de desarrollar.

  • Tomar hasta 2,6 gramos de aceite de pescado (con al menos 30% EPA / DHA) dos veces al día.
  • También debes incluir en la alimentación peces de agua fría, como el atún y el salmón.
  • Nota: Consulte a su doctor antes de tomar suplementos de aceite de pescado, ya que pueden interferir con algunos medicamentos.

4. Cúrcuma: la cúrcuma puede prevenir la inflamación de las articulaciones a través del bloqueo de ciertas enzimas y citoquina que producen la inflamación.

  • Lleve 1 litro de agua al punto de ebullición. Agregue 1 cucharada de polvo de cúrcuma y déjelo hervir durante unos 10 minutos. Dejar enfriar y tome una o dos veces al día.
  • Alternativamente, puede tomar 500 a 1.000 mg de cápsulas de cúrcuma por 3 veces al día.
  • Primero consulte a su médico. También agregue polvo de cúrcuma en su cocina diaria para obtener beneficios adicionales.
  • Nota: Evite las dosis altas de cúrcuma, ya que puede actuar como anti-coagulante y causar malestares estomacales.

5. Vinagre de sidra de manzana: es muy eficaz para el alivio de muchos síntomas de la AR. Al ser abundante en minerales como el potasio, calcio, magnesio y fósforo, ayuda a reducir el dolor y la inflamación.

  • Agrega 1 cucharada de vinagre de manzana sin filtrar y 1 cucharadita de miel a 1/2 taza de agua tibia. Beber una vez al día.
  • También puedes aplicar un poco de vinagre de manzana a la parte afectada.
  • Y también masajear con aceite de ricino caliente en la zona afectada.
  • Finalmente, envuelva la zona con un paño de algodón y cúbralo con plástico.
  • Realiza este procedimiento todos los días antes de ir a la cama.

Recuerda siempre de compartir esta información con tus familiares y amigos.